Top

septiembre 2013

Elaborar una buena baguette es como elaborar un buen Champagne. Esta es la filosofía de Frederic Pichard. El taller de Mr. Pichard esta organizado como una verdadera bodega: hay depósitos llenos de masa de pan en diferentes estadios de fermentación. En algunos de ellos, a punto de desbordar, la masa de harina blanca lleva más de 20 horas fermentando y está llena de pequeñas burbujas. Estos recipientes no sirven sólo para la fermentación sino también para su amasado, y han sido adaptados especialmente para la panadería Pichard añadiéndole ruedas

Si sois amantes del buen pan y queréis conocer los secretos de una de las mejores baguettes de París no tengáis duda en acercaros a la Boulangerie Pichard, en el 15eme arrondissement. Quizás tengáis, como nosotros, la suerte de ser recibidos por Frederic Pichard en persona, que con total entrega nos ha explicado los secretos de su baguette, como elegirla y como degustarla. Aunque su reciente remodelación hace que su estética se acerque a la de algunas de las carísimas Pâtisseries parisinas, sigue todavía con su corazón de Boulangerie

La llegada de las habas frescas es una de mis citas gastronomicas favoritas de la primavera. Me encantan en todas sus posibles preparaciones: comiéndolas como si fueran pipas, acompañadas con queso pecorino, en "Spaghetti, fave e pecorino", en "Tortiglioni, fave e ricotta" y por supuesto en "Macco", una preparación siciliana tradicional. Este último es un plato con muchas variantes cuyo origen parece ser griego. Podría haber llegado a Sicilia pasando por Puglia, cuya cocina tiene una gran influencia griega, y donde existe otra preparación tradicional similar, "Fave e Cicorie". El

Toda comida tradicional toscana finaliza con el ritual de untar losCantuccini en una copita de Vinsanto, el vino dulce de esta región. Los Cantuccini son una especie de galletas con almendras, muy crujientes, que se deshacen en la boca al empaparlas con el vinito. Se pueden también tomar solos o acompañando un café. Lo que es seguro es que uno se engancha y, como con las pipas, no puede parar de comer uno tras otro. Pero el nombre que se le da a estas típicas galletas con almendras, asiduas de las tiendas gourmet

You don't have permission to register